¿Afecta la dieta en la menstruación?

167

Es un hecho que las mujeres alrededor del mundo siempre tienen algo que decir poco favorable con relación a su menstruación. A unas les va mal antes, durante y después de ella, a otras sólo durante y algunas casi ni la notan. Lo que sí es relevante, es que lo normal es tenerla y, de la manera correcta, cada mes.

Son diversas la maneras que tenemos las mujeres para lograr que nuestro periodo se equilibre y que no nos reste tranquilidad en cada una de nuestras actividades. Una de ellas y quizás la más importante es nuestra dieta, lo que consumimos a diario habla de nuestra salud.

Ajustes importantes en la dieta

La dieta siempre promueve cambios en nuestro organismo, tanto buenos como no tan favorables. Pero si nos abocamos a los que nos ayudan a sentirnos y vernos mejor, y concretamente en el caso de la menstruación, esta puede verse beneficiada cuando reducimos de manera significativa los hidratos de carbono simple como los que se hallan en los productos que han sido horneados o bien, en las gaseosas.

Lo recomendable es incrementar el consumo de alimentos que contengan hidratos de carbono complejos y entre ellos se encuentran la leche de soja, la harina de avena y las lentejas, por solo mencionar algunos.

También podemos añadir a nuestra dieta aves de corral y peces, evitando así las carnes rojas que contienen grasas poco saludables.  Consumir multivitaminas actúa como soporte a la misma dieta, especialmente si se trata de magnesio o calcio y aceite de pescado, así como incrementar la ingesta de verduras y frutas, semillas, aguacates o nueces, todos ellos colaboran al momento de presentarse el síndrome premenstrual, además regulan el ciclo de la menstruación.

Algunos tipos de dieta

Un ejemplo sencillo del efecto en el cuerpo del tipo de dieta que llevamos, se encuentra en un estudio realizado hace algunos años, donde señalan que las personas que llevan una dieta basada sólo en vegetales presentan una considerable disminución de sus índices de estradiol y progesterona con ciclos irregulares y sin ovulación. Mientras que los que llevaban una ingesta normal de carnes, sus niveles se encontraban dentro del rango óptimo.

Una buena dieta, un excelente ciclo menstrual

El ritmo de vida actual nos ha llevado a desmejorar de gran manera nuestra alimentación y con ella, privarnos de una excelente y equilibrada salud.  Si eres de las personas que desde siempre ha incluido en su alimentación las cantidades indicadas o aproximadas de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales, posiblemente tu organismo tendrá un buen desempeño en todos los ámbitos, y obviamente en lo que respecta al ciclo menstrual.

Pero si en cambio, Tu ingesta diaria de alimentos se encuentra disminuida o sujeta a un régimen estricto, dicha situación conlleva a la pérdida o total ausencia del ciclo menstrual, lo que se denomina amenorrea, que en sí no es una enfermedad sino un síntoma que tiene su origen en algún problema de salud por una dieta mal administrada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here