La dieta disociada

28
Dieta disociada

Tener un cuerpo de modelo no suele ser una tarea muy fácil. Sin embargo, con esta dieta todo será muchísimo más sencillo. La dieta disociada es una estrategia en crecimiento, se basa en no mezclar hidratos de carbono con proteínas en una misma comida. Lo que se pretende es que los carbohidratos se coman durante las primeras horas del día, y las proteínas, como el pescado y la carne, se deben consumir durante la noche.

La dieta promete una completa pérdida del peso y va de la siguiente forma:

En qué consiste la dieta disociada

Dieta para adelgazar barriga en una semana

Desayuno

Al despertar consume toda la fruta que desees. Eso sí, evita los plátanos y las frutas que contengan muchas calorías, como por ejemplo el mango. La fruta te ayudará a estar satisfecho y te proporcionarán una buena cantidad de fibra. Lo ideal es consumir una buena cantidad de frutas en la mañana. Las recomendadas son la piña, el melón, la sandía y las naranjas.

Acompañado de las frutas consume solo café y una rodaja de pan con queso, lo demás consta de frutas para que quedes saciado.

Media mañana

A media mañana de nuevo viene otro plato de frutas, esto acompáñalo de medio sándwich de pan integral, con una rodaja de jamón de pavo. Esto es lo ideal, puedes cambiar el sándwich por un plátano.

Comida

A la hora de la comida, es momento de más carbohidratos esta vez. Tienes que agregarle más fibras, para ello las verduras son lo ideal. Agrega unos 100 gramos de pasta o arroz, debe ser una cantidad razonable, nada de excesos. Carbohidratos como arroz, pan, papa y algunas harinas están permitidas.

Merienda

La merienda es otra historia, a partir de esta comida es momento de consumir mucha proteína. Puedes comer una loncha de zanahoria con unos cuantos gramos de jamón cocido.

Cena

En la cena es momento de comer huevos, carne, pollo y pescado. Puedes acompañarlo solo con verduras para que la dieta haga el efecto deseado.

Clases de dietas disociadas

Existen diversos tipos de dieta disociadas, como las Montignac, la Andieta, entre otras. Cada una de estas sigue criterios distintos, algunas incluyen leche, otras no. En fin, hay diversos tipos de variaciones.

Si estas decidido a hacer una dieta disociada trata de hacer la que mejor se adapta a tus necesidades y que no te haga morir de hambre. Consulta a un nutricionista para que te prepare una dieta disociada ideal para tus necesidades. Sin embargo, te presentamos un menú para un día que puedes ir cambiando y adaptándolo a tu semana.

Ejemplo de dieta disociada para adelgazar

Desayuno:

Ensalada de frutas con melón, piña y sandía. A esta ensalada agrégale una cucharada de avena en granos y chía. Acompaña esto con una taza de café o té y un sándwich de pan integral con pavo.

Media Mañana:

A media mañana toma un jugo de naranja con un tazón de piña a cuadros.

Comida:

Prepara una salsa con leche desnatada, un poco de maicena, cebolla y sal. Agrega a esta salsa pasta y vegetales como brócoli, zanahoria, coliflor y perejil.

Merienda:

A media tarde disfruta de unas tiras de zanahoria con jamón ahumado.

Cena:

Prepara un bistec de 150 gr y cómelo con una ensalada de lechuga y cebolla.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here