Dieta para adelgazar teniendo hipotiroidismo

122

Cuando una persona padece de un funcionamiento inadecuado de la glándula tiroides, y en este caso de hipotiroidismo, es muy posible que siempre tenga problemas con su peso y que las dietas no le resulten como desea. Pero no hay que sentirse mal por ello, ya que se han desarrollado dietas que sí son eficaces para tal padecimiento y que pueden ayudarte con ese sobrepeso de manera sencilla, pero siendo constante.

Las dietas indicadas para ello, son las que por años se han usado por los médicos y han resultado de manera efectiva, se debe ser constante pues posiblemente tu organismo tienda a estancarse y no veas resultados los primeros días, y es la razón por la que ser recomienda que se haga al menos por un mes.

Es posible que seas de los que siempre hacen dietas y no ves resultados, esto se debe a que tu sistema basal se adecua a ello y se lentifica para adaptarse. La dieta ideal para bajar de manera efectiva cuando se tiene Hipotiroidismo está basada en una adecuada combinación de alimentos a modo de estrategia, sin que el hambre haga mella de tu ánimo, y sin que te prives de algún alimento, solo los que minimizan la actividad tiroidal.

Plan de alimentación de dieta para bajar de peso cuando se tiene Hipotiroidismo

Las indicaciones y el seguimiento médico deben ser de suma importancia, pues el tratamiento sugerido con levotiroxina no debe ser abandonado. Mientras que se debe aumentar el consumo de alimentos ricos en yodo.

Algunos alimentos con alto contenido de yodo, normalmente no son incluidos en nuestras dietas,  pero cuando se trata de la tiroides se debe hacer. Entre ellos encontramos las algas, la sal yodada y los mariscos.  Vegetales de uso cotidiano como el tomate, tienen un valioso contenido de todo al igual que las espinacas y los guisantes.

Así mismo,  los cereales, lentejas, las habas, el girasol y la avena. Los frutos deshidratados o secos, las semillas, avellanas, dátiles,  pistachos, el hinojo, albahaca, canela, ginseng. De la misma forma incluye semillas de sésamo y de calabaza, pescados y carnes. También puedes consumir suplementos vitamínicos que contengan vitaminas A, B2, B3, B6.

Los huevos son grandes aliados, al igual que los plátanos, berros y pepino. No te permitas consumir azúcares refinados, alcohol o frituras. Al levantarte es bueno consumir un vaso con agua de limón para equilibrar tu pH.

En occidente, los hábitos alimenticios suelen acidificar el organismo y esto se nota en diversos síntomas como lo son el cansancio,  contracturas musculares, dolor de cabeza, altibajos emocionales, uñas y cabello quebradizo. Por lo que el agua de limón resulta como un escudo ante ello.

Por otro lado, se indica consumir muchos líquidos para que la grasa estancada, se diluya, conjuntamente con tres comidas diarias y dos meriendas. Entre las que no deben pasar más de cuatro horas. Con las anteriores indicaciones,  tienes una idea de lo que tu cuerpo necesita para mantenerse en óptimas condiciones y sin verse afectado por el desempeño de la tiroides. No esperes más, y comienza tu dieta hoy mismo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here